Masacre en Texas | “Era el niño más dulce que he conocido”: quiénes son las víctimas del tiroteo

  • Redacción – BBC News Mundo

Estaban en la misma sala de clases cuando un joven de 18 años entró violentamente y comenzó a dispararles.

Mató a 19 niños y dos maestras en el tiroteo más mortífero registrado en una escuela primaria estadounidense desde la masacre de Sandy Hook, en Connecticut, hace casi una década.

Una familia perdió a dos niñas. Una pequeña fue baleada mientras intentaba llamar al teléfono de emergencias 911.

La policía identificó al atacante como Salvador Ramos, quien fue abatido en la escena del crimen. Media hora antes de llevar a cabo su plan, el joven publicó en Facebook que le dispararía a su abuela y que iría luego a una escuela. 

Horas más tarde, tuvieron que regresar con la esperanza de encontrar a sus hijos entre los sobrevivientes.

Amerie Jo Garza fue una de las primeras niñas cuya muerte se confirmó. Acababa de celebrar su décimo cumpleaños hacía apenas dos semanas. Le dispararon mientras intentaba llamar a los servicios de emergencia, según dijo su abuela, Berlinda Irene Arreola, al diario digital estadounidense The Daily Beast

Amerie era “súper extrovertida” y “muy querida por los profesores”, añadió.

Mientras, su padre, Angel Garza, escribió en Facebook: “Por favor, no des ni un segundo por sentado. Abraza a tu familia. Diles que los quieres”.

Era la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, que este martes se transformó en el escenario de una de las peores pesadillas que una familia podría imaginar.

“El niño más dulce que he conocido”

Algunos padres habían estado en la escuela Robb Elementary School horas antes del tiroteo viendo con orgullo cómo sus hijos sostenían sus certificados del cuadro de honor en una ceremonia de entrega de premios.

Horas más tarde, tuvieron que regresar con la esperanza de encontrar a sus hijos entre los sobrevivientes.

Amerie Jo Garza fue una de las primeras niñas cuya muerte se confirmó. Acababa de celebrar su décimo cumpleaños hacía apenas dos semanas. Le dispararon mientras intentaba llamar a los servicios de emergencia, según dijo su abuela, Berlinda Irene Arreola, al diario digital estadounidense The Daily Beast

Amerie era “súper extrovertida” y “muy querida por los profesores”, añadió.

Mientras, su padre, Angel Garza, escribió en Facebook: “Por favor, no des ni un segundo por sentado. Abraza a tu familia. Diles que los quieres”.

Garza contó en CNN cómo se enteró de que su hija era una de las víctimas mortales: “Vi a una niña cubierta de sangre que estaba muy nerviosa porque su mejor amiga estaba muerta. Cuando le pregunté por el nombre de su amiga, me dijo ‘Amerie’. Era mi hija, mi dulce hija”.

El hombre añadió que su hija intentó llamar a la policía antes de ser atacada.

Xavier Javier López, de 10 años, era un gran nadador, según recordó su prima Lisa, de 54 años.

“Era un niño cariñoso de 10 años que disfrutaba de la vida”, dijo. 

“Era muy alegre, le encantaba bailar con sus hermanos, con su madre. Esto nos ha afectado a todos”.


Te pueden interesar

Instagram did not return a 200.