Abogan por reembolso del 50% en seguros de auto

Comisionado de seguros Ricardo Lara aboga por reembolso del 50% en seguros de auto durante cierre del estado.

También invita a los trabajadores inmigrantes a llamar a su oficina si tienen problemas obteniendo protección laboral o se infectan de Covid-19 en el empleo.

Por: SUNITA SOHRABJI/EMS

SAN FRANCISCO, California – Los conductores de California deberían recibir un reembolso del 50 al 70 por ciento de la prima de su seguro de auto durante el período de vigencia del mandato de cierre del estado, abogó el 22 de abril el Comisionado de Seguros del estado, Ricardo Lara.

“Creemos que un 50 a 70 por ciento es justo. Deberías recibir un reembolso mayor porque, francamente, no estás conduciendo”, dijo Lara a los periodistas en una reunión organizada por Ethnic Media Services.

El 13 de abril, Lara emitió una orden a las compañías de seguros de automóviles ordenando reembolsos de las primas a los conductores del estado por lo menos para abril, y posiblemente mayo, si California continúa con su orden de permanecer en casa. La orden de Lara se extendió a seis líneas diferentes de seguros: automóvil de pasajeros privado, automóvil comercial, compensación de trabajadores, multiriesgo comercial, responsabilidad civil comercial, negligencia médica y cualquier otra línea de seguros en la que el riesgo de pérdida haya disminuido sustancialmente como resultado de la pandemia COVID-19, según una declaración publicada por su oficina.

“Con los californianos conduciendo menos millas y muchos negocios cerrados debido a la emergencia de COVID-19, los consumidores necesitan alivio de las primas que ya no reflejan su riesgo actual de accidente o pérdida”, dijo Lara al presentar la orden. “La acción obligatoria de hoy devolverá el dinero a los bolsillos de la gente cuando más lo necesitan”.

Algunas empresas emitieron reembolsos o créditos del 15 al 20 por ciento. Pero el comisionado de seguros cree que las compañías deben ir mucho más allá: los riesgos se han reducido drásticamente ya que las carreteras del estado siguen prácticamente vacías.

Lara animó a las personas que han perdido sus trabajos a llamar a sus compañías de seguros de salud y de automóviles para retrasar potencialmente el pago de las primas hasta dos meses. Animó a la gente a llamar a su oficina – 1-800-927-4357 – para obtener ayuda con tales llamadas, y señaló que el personal habla varios idiomas.

Su oficina ha pedido a las compañías de seguros que concedan un período de gracia de 60 días para el pago de las primas mientras dure el mandato de cierre de California y más allá, a medida que el estado comience a reabrir su economía por etapas.

Lara también ha pedido a las compañías de seguros que amplíen la cobertura a los conductores que utilizan sus coches personales para hacer entregas. Típicamente, el seguro de auto personal no extiende la cobertura a aquellos que usan sus autos con fines comerciales.

En la sesión informativa, el comisionado de seguros del estado, hijo de padres que fueron alguna vez indocumentados, habló de la necesidad de los trabajadores inmigrantes para la economía de la nación. “La comunidad en general se está dando cuenta finalmente de lo esenciales que son”, dijo Lara, hablando de las contribuciones de los trabajadores indocumentados a la producción, procesamiento y entrega de alimentos, trabajo de almacén y servicios similares.

“Los líderes de todo el país están reconociendo el valor de los trabajadores inmigrantes. Hemos demostrado en nuestro estado que el cielo no se cae cuando se incorpora a todos en nuestra economía”.

“Saquemos (a los trabajadores indocumentados de las sombras, incorporémoslos a nuestra economía lo más rápido posible, y eduquemos a sus hijos. Nuestra economía crecerá abrazando a nuestra comunidad inmigrante, en lugar de usarlos como chivos expiatorios”, dijo Lara.

En California, uno de cada 10 trabajadores es indocumentado, según el Instituto de Políticas Públicas de California. La fuerza laboral de California incluye alrededor de 1,75 millones de inmigrantes indocumentados, según el Pew Research Center. Los condados de Los Ángeles y Santa Clara albergan el mayor número de residentes indocumentados del estado.

A los trabajadores indocumentados se les negó el cheque de estímulo federal de 1.200 dólares ordenado por el Congreso en su primer paquete de estímulo de alivio COVID-19. El 16 de abril, el gobernador de California, Gavin Newsom, anunció un paquete de ayuda de 125 millones de dólares para los trabajadores indocumentados, el primero de este tipo en la nación.

Lara animó a los trabajadores inmigrantes, incluyendo a los indocumentados, a solicitar una compensación laboral o “worders comp” si se infectan con COVID-19 en el trabajo. Señaló que la aplicación de la carga pública por parte de la Administración Trump ha asustado a muchos inmigrantes para que no soliciten los beneficios a los que tienen derecho.

Lara también alentó a los trabajadores a que abogaran por el uso de equipos de protección personal en sus lugares de trabajo y a que llamaran a su oficina 1-800-927-4357 si no se proporcionaban las protecciones adecuadas.

Te pueden interesar

Instagram did not return a 200.