Briley firma orden ejecutiva en defensa de los inmigrantes

El Alcalde de Nashville, Briley, firma una orden ejecutiva para luchar contra el proyecto de ley sobre ciudades santuario, interferencia de ICE

Nashville (LC)  – En un esfuerzo por detener la interferencia de ICE en las labores de las agencias gubernamentales locales, el alcalde de Nashville, David Briley, firmó una orden ejecutiva para presionar por la derogación de un proyecto de ley estatal que, de aprobarse, prohibiría a los gobiernos estatales y locales adoptar políticas de ciudad santuario.

En la orden ejecutiva, Briley hace un llamando a la delegación que representa al Condado de Davidson en  la Asamblea General del estado de Tennessee para que luchen por derogar el Proyecto de Ley 2315, y además pide una investigación sobre las presuntas violaciones de las constituciones tanto federal como estatales que esta ley representa.

La orden ejecutiva también aborda las acciones inmediatas que Metro tomará para proteger a los inmigrantes y refugiados que viven en Nashville, incluyendo el requisito de que los empleados de la ciudad de Metro notifiquen sobre cualquier solicitud de apoyo que reciban por parte de ICE. Todas estas notificaciones formarán parte de un informe público anual que contendrá el número total de solicitudes recibidas de ICE así como la naturaleza de cada solicitud, quién la recibió y si fue aceptada o denegada.

También se le pide al Departamento Legal de Metro que explore todas las formas de desafiar la HB2315 en la corte.

En caso de que no se aprueba el proyecto de ley, o se declare inválida, Briley asegura que Metro dejará de trabajar inmediatamente con “cualquier agencia federal en cualquier operación que pretenda aplicar leyes de inmigración” a menos que sea legalmente requerido. Los empleados de Metro tampoco podrán preguntar sobre la ciudadanía o el estado migratorio de una persona a menos que sea legalmente requerido.

Briley quiere que la Oficina de Nuevos Americanos del Alcalde cree un grupo de miembros para “rastrear los nuevos desarrollos en la política y la aplicación de la ley de inmigración, y para analizar datos sobre el impacto de las políticas de Nashville en el cambiante entorno de inmigración”.

La decisión del alcalde se produce después de algunos informes revelados la semana pasada que indicaban que el departamento de libertad condicional de la ciudad estaba cooperando activamente con agentes federales de inmigración que buscaban deportar a inmigrantes que residen en el país ilegalmente. Esto provocó que el alcalde y una amplia franja del Consejo de Metro demandaran una investigación.

“La ciudad de Nashville cree que HB 2315 es malo para Nashville y, como resultado, es malo para el estado”, dijo Briley en una entrevista con The Tennessean. “Es malo porque hace que sea más difícil para nosotros mantener nuestra ciudad segura. Más difícil para nosotros mantener nuestra ciudad saludable. Y Más difícil para nosotros educar a los niños que viven en esta ciudad.”.

Comments are closed.